Connect with us

Crónicas

Súper espectáculo el presentado por Dave Matthews Band en Guadalajara




  • >
  • >

Published

on

La leyenda musical conocida como Dave Matthews Band ha dejado una huella indeleble en la industria de la música desde su formación en la década de 1990. A lo largo de los años, esta banda ha cautivado a millones de oyentes con su estilo único, su talento instrumental y sus letras profundas.  Una de las razones por las que Dave Matthews Band ha ganado un lugar especial en el corazón de tantos fanáticos es su capacidad para fusionar géneros musicales de una manera inigualable. Su música es una mezcla ecléctica de rock, jazz, folk y pop, creando un sonido distintivo que es inconfundiblemente suyo. Desde las melodías vibrantes y enérgicas de «Ants Marching» hasta las baladas emocionales de «Crash Into Me», cada canción es un testimonio del virtuosismo musical de los miembros de la banda.

Además de su destreza instrumental, las letras de Dave Matthews Band han resonado profundamente con su audiencia. Las canciones abordan temas universales como el amor, la pérdida, la esperanza y la introspección. La poesía lírica de Dave Matthews se combina con la emotiva interpretación vocal del propio Matthews, creando una conexión íntima con quienes escuchan sus canciones. Las letras a menudo invitan a la reflexión y abordan problemas sociales y medioambientales, alentando a la audiencia a pensar más allá de sí mismos y a ser conscientes del mundo que les rodea.

La longevidad y la consistencia de Dave Matthews Band también merecen ser elogiadas. A lo largo de los años, la banda ha lanzado una serie de álbumes aclamados por la crítica y ha mantenido una sólida base de seguidores que los han apoyado en cada paso del camino. Su música ha trascendido modas y tendencias, y ha resistido la prueba del tiempo, lo cual es un testimonio de su talento y dedicación.

Dave Matthews Band visitó Guadalajara por segunda ocasión. La primera vez fue en 2019, en un Auditorio Telmex desolado, y la agrupación no ofreció lo mejor de su repertorio. Se enfocaron en las baladas, lo que causó aburrimiento entre el público asistente. Estos temas que son muy esperados en Estados Unidos, en México pasaron desapercibidos. Ahora, en un escenario más pequeño, el conjunto de Virginia se presentó en el Teatro Diana el trece de mayo. Cerca de 1800 personas, en su mayoría extranjeros, estaban deseosas de ver a Dave Matthews y sus colegas, algo similar a cuando Nodal se presenta en Estados Unidos. El recital comenzó pocos minutos después de las nueve de la noche. La producción fue tan grande que tuvieron que utilizar el techo del Diana para colocar una estructura de luces extra y en el interior del escenario todo estaba más aglomerado para que cupiera la gran pantalla y el arsenal de luces robóticas que llevaban de producción. Revista101.com considera que ha sido la producción más grande jamás montada en el Teatro Diana.

 

Dave Matthews Band no vino con todos sus integrantes, ya que faltaron elementos importantes como Boyd Tinsley en el violín y Butch Taylor en los teclados, y en esta ocasión tampoco tuvieron coristas. Sin embargo, Dave Matthews Band compensó esto con una increíble colección de temas e improvisaciones de jazz, progresivo y funk, que podrían hacer que incluso Miles Davis saliera de su tumba para aplaudirles. Los metales a cargo de Jeff Coffin y Rashawn Ross estuvieron en otro nivel, en combinación con el monstruo de la batería, Carter Beauford.

Comenzando con la enérgica canción «Warehouse», la banda establece el tono para una noche llena de música inolvidable. La poderosa melodía de «Bismarck» se mezcla con la magia de «When the World Ends», cautivando al público con cada acorde.

La sensibilidad y profundidad de Dave Matthews se hacen evidentes en «Stay or Leave», una canción que toca el corazón de quienes la escuchan. Seguida de cerca por la enérgica «Pantala Naga Pampa», que enciende la pasión de la multitud.

La banda se sumerge en el clásico «Rapunzel», haciendo que todos canten y bailen al ritmo de la música. El debut de «It Could Happen» eleva aún más la atmósfera, demostrando la capacidad de la banda para sorprender y emocionar a su audiencia.

Dave Matthews Band muestra su versatilidad con la nostálgica y reflexiva «Madman’s Eyes», seguida de la vibrante «Come On Come On» y el inolvidable «Number 41». La suave melodía de «Lover Lay Down» permite a todos disfrutar de un momento de calma y serenidad.

La poderosa «Louisiana Bayou» y la emotiva «Virginia in the Rain» mantienen la intensidad en el escenario. La icónica «Don’t Drink the Water» y la apasionada «Crush» llevan a la multitud a un estado de éxtasis musical.

Dave Matthews Band sorprende con la canción «Monsters», seguida de la animada «So Much to Say» y «Anyone Seen the Bridge». El ritmo contagioso de «Too Much» y la emotiva balada «You & Me» mantienen el impulso del concierto.

La emblemática «Grey Street» resuena en los corazones de los fanáticos, creando una conexión especial entre la banda y la audiencia. Y como broche de oro, en el bis, la banda presenta la cautivadora «All You Ever Wanted Was Tomorrow», una nueva canción que deja al público con ganas de más.

Con un repertorio tan diverso y apasionante, Dave Matthews Band demuestra una vez más por qué son una de las bandas más queridas y respetadas en la industria de la música. Su habilidad para mezclar géneros, sus letras profundas y su energía en el escenario hacen que cada concierto sea una experiencia única y memorable para todos los presentes.

Lo +leído