Connect with us

Coberturas

«Llueve sobre la Ciudad de México», crónica de Los Bunkers en el Auditorio Nacional



Los Bunkers cautivaron al público del Auditorio Nacional con un espectáculo inolvidable. Emociones, audiovisuales y comunión trascendieron fronteras. Noche mágica, resonará en los corazones de los afortunados asistentes. Los Bunkers, esencia trascendente y amor por la música.


Published

on

Los Bunkers en Ciudad de México (Foto: Jorge Rugerio)

México por estas temporadas comienza a tener algunos cambios climáticos que hacen de la ciudad un lugar que por momentos vive temperaturas altas pero por otras vive lluvias tan fuertes que te impiden moverte mucho; sin embargo, nada de esto iba a impedir que el público de la Ciudad de México se vuelva a encontrar con una de las mejores bandas de Rock chilenas de los últimos 20 años.

El mágico espectáculo que protagonizó la banda chilena Los Bunkers en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México permanecerá, sin lugar a dudas, como un hito insustituible en la historia de la música en vivo de este emblemático escenario. 10,000 almas se conglomeraron en este impresionante recinto, logrando un soldout que dio fe del profundo cariño y admiración que el público mexicano profesa por este conjunto sureño.

Desde el inicio del concierto, con la canción «Miéntele», la atmósfera se electrificó y todos los presentes comprendieron que serían testigos de una noche inolvidable. La banda, notablemente emocionada por su primera presentación en el Auditorio Nacional, no escatimó en elogios para el recinto y su gente. La calidad del sonido, la iluminación y la gestión impecable del evento reforzaban la grandeza de la noche.

Los audiovisuales del concierto fueron un espectáculo en sí mismos, una oda a la creatividad y la sensibilidad que solo puede ser emparejada con la maestría musical de Los Bunkers. Cada canción vino acompañada de una pieza visual que sumergía a la audiencia aún más en el universo de la banda, además de unas cámaras de última generación que lograban proyectar a la banda en, probablemente, 4k como mínimo.

La comunión entre Los Bunkers y su público fue palpable. La banda mantuvo un diálogo constante con sus seguidores, quienes coreando cada letra, demostraban el profundo lazo que une a esta banda con la tierra azteca. Los covers de Silvio Rodríguez, «Quién fuera», «Ángel para un final», «Pequeña serenata diurna» y «El necio», fueron especialmente emotivos y cantados al unísono por la multitud, creando un manto de solidaridad y amor por la música que sobrepasaba fronteras.

El concierto avanzó como un torrente imparable de emoción y melodía, pasando por «Deudas», «Nada es igual», «Ahora que no estás» y «La velocidad de la luz», entre otras. El bloque acústico, que incluyó «La exiliada del sur» y «Si estás pensando mal de mí», aportó una intimidad conmovedora a la velada, en la que cada nota parecía flotar en el aire.

El cierre del set principal, con «Bailando solo», «Ven aquí», y la versión de «Y volveré» de Los Ángeles Negros, llevó el espectáculo a su clímax pues parte de la banda se traslado entre el público para recibir muestras de cariño a la par que interpretaban la canción. La banda regresó para el encore con «Canción para mañana» y «Llueve sobre la ciudad», desatando una euforia colectiva en el auditorio.

Los Bunkers en Ciudad de México (Foto: Jorge Rugerio)

Los Bunkers en Ciudad de México (Foto: Jorge Rugerio)

La despedida definitiva con «El necio» y «Miño» dejó en el aire una promesa tácita de regreso, mientras los aplausos y vítores se mezclaban con la melodía final, poniendo el broche de oro a una noche inolvidable.

Y así, los ecos de este espectáculo resonarán por siempre en los corazones de los 10,000 afortunados que vivieron esta noche mágica. Los Bunkers demostraron, una vez más, por qué su música y su esencia trascienden barreras, uniendo a las personas en una danza de armonía, rebeldía y, por encima de todo, amor por la música.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo +leído