Connect with us

Noticias

Devendra Banhart anuncia FLYING WIG




  • >
  • >

Published

on

Devendra Banhart

Devendra Banhart anuncia su próximo álbum, Flying Wig, para el 22 de septiembre de 2023 a través de Mexican Summer. El lanzamiento marca el undécimo álbum de estudio de Banhart – el primero con Mexican Summer – y el primer álbum completo desde el universalmente elogiado Ma en 2019. También es la primera vez que el aclamado cantante y compositor colabora con la música y productora galés Cate Le Bon – juntos exploran nuevos terrenos musicales, con un sonido audaz y lleno de sintetizadores que será una especie de revelación para los fans de siempre. El don de Banhart para componer canciones sigue estando en primera línea, pero la producción y los arreglos se adentran en territorios desconocidos hasta ahora. Junto con la noticia del álbum de hoy, Banhart también publica la primera canción y el video musical que la acompaña, «Twin«.

El director Matt Muir habla del oscuro y cautivador video musical para «Twin«: «Cuando Devendra y yo discutimos originalmente el enfoque creativo del video de ‘Twin’, realmente respondí a la idea de buscar la conexión. Hablamos del extraño consuelo que supone saber que otras personas han experimentado el dolor o el atrapamiento que nosotros podemos estar experimentando. Quería explorar un marco en el que el personaje de Devendra estuviera atrapado en un ciclo, pero aún así encontrara la belleza en la ejecución. Estilísticamente, nos inspiramos en las películas neo-noir de neón de los años 80, pero queríamos que el video pareciera atemporal. También dejamos mucho espacio para la improvisación en el set, para asegurarnos de que el sentido del humor único de Devendra fuera evidente en la narración. Fue un colaborador muy inventivo y nos apoyó mucho durante todo el proceso, y creo que eso se nota en la pieza final».

Para coincidir con el anuncio del álbum y el lanzamiento de las canciones, Banhart desvela sus planes para una próxima gira mundial en otoño. Para más información, visita https://devendrabanhart.com/.

Banhart, que en los últimos años se ha consolidado como un elogiado artista visual paralelamente a su trabajo en la música, lleva desde 2002 elaborando álbumes intrincados y cautivadores. Flying Wig es un paisaje de dualidades recurrentes; una caja de paradojas. Lo que sube, al final tiene que bajar.

«Todo este disco está inspirado en el poema de Kobayashi Issa 
Este mundo de gotas de rocío-
es un mundo de gotas de rocío,
Y sin embargo,
Y sin embargo…

Devendra Banhart

Devendra Banhart

Nunca he leído una ilustración más concisa y clara de la esperanza… simplemente me arrebata por la amplitud de su alcance…. por muy solos que nos podamos sentir en nuestros momentos más tristes, más enfadados, más desesperados, más frustrados, más desesperanzados, más desconsolados, todos hemos sentido eso, todos en la tierra, nuestros antepasados antes que nosotros, y los que vendrán después, han sentido o sentirán eso…. El «y sin embargo, y sin embargo» es nuestra capacidad de afrontar la desesperación con esperanza, de seguir fracasando y amando ….»

«Se trata de transmutar la desesperación en gratitud, las heridas en perdón, el dolor en alabanza», rumia Banhart. Deslizándose por el aire, el susurro de tres palabras luminosas aparece simbólica y, a veces, literalmente – «y sin embargo…»-, coloreando los contornos melancólicos y sustituyéndolos por un optimismo unido.

Destrozado por la vida y la pérdida, Banhart se encontró abatido, replegado sobre sí mismo, con dificultades para hablar y mucho menos para cantar. Banhart explica: «Toda mi vida ha estado llena de tristeza. Todo lo que hago en la vida es para ayudar a sobrellevar esa tristeza».

Dando la espalda a las sirenas vociferantes de Los Ángeles, metió en una bolsa los huesos que se convertirían en las canciones de Flying Wig y se marchó al solitario bosque de un cañón de Topanga. El álbum es la materialización de una preciosa amistad con la aclamada artista solista, multiinstrumentista, compañera de sello de Mexican Summer y productora de Flying WigCate Le Bon. La unión de ambos es profetizada por los títulos espejo de sus primeros álbumes en solitario (Oh Me Oh My, de Banhart, en 2002, y Me Oh My, de Le Bon, en 2009) y una ternura construida a base de cortes de pelo toscos («por fin nos conocimos, poco después de que ella me cortara el pelo con un tenedor y eso fue todo») y tatuajes caseros, pero nunca antes trasladada al estudio de grabación. «Ella es la única persona con la que quería hacer este disco», admite Banhart. «Nos propusimos hacer un disco sónicamente distinto a todo lo que he hecho antes – con una nueva compañera creativa al timón. Definitivamente queríamos un sonido nuevo, electrónico pero orgánico y cálido… queríamos sacar y enfatizar el aspecto emocional de un sintetizador.»

El estudio rodeado de secuoyas y pinos (propiedad en su día de Neil Young) en el que Banhart «escuchaba constantemente a Grateful Dead» ha dado a luz de alguna manera algo ingeniosa, a algo cercano al pop urbano y a Eno. El producto de una práctica creativa ritualista que se funde y refunde a medida que reflexiona, la materia de la tristeza embellecida a la vez que cambia de forma – culminando en un disco que «suena como recibir un masaje muy melancólico, o llorar, pero con un atuendo realmente bonito… si voy a llorar», menciona Banhart, «quiero hacerlo con mi mejor vestido».

Con un vestido de Issey Miyake del color del cielo primaveral -regalo del armario de Le Bon- y las perlas de su abuela, Banhart se sintió envalentonado y protegido durante gran parte del proceso de composición y grabación; una experiencia «como volver al lugar donde empecé a cantar cuando era un niño» (como recientemente emuló sobre el escenario en un emotivo concierto de regreso a casa en Caracas, el primer concierto de Banhart en Venezuela). Y añade: «Empecé a cantar con los vestidos de mi madre cuando tenía nueve años. No se trataba de sexualidad, sólo de conectar con mi lado femenino y sentir que tenía permiso… Lo sentía como un poder. Y ese es un lugar muy seguro y cómodo para mí. Creo que gran parte del disco es eso: buscar la esperanza, buscar una sensación de seguridad».

En ningún otro punto como en el título del álbum se destila con más fuerza esta sensación de alegre abandono. La verdadera peluca que lo inspiró fue, explica Banhart, un regalo de cumpleaños de la artista Isabelle Albuquerque. «La coloqué en un pie de micro y estuvo ahí durante meses en medio de mi sala de estar. Con el tiempo, empezó a adquirir una presencia juguetonamente inquietante y empecé a imaginar que, mientras yo dormía, la peluca volaba por la noche y se quedaba con todas las demás pelucas y pelucones que volaban por ahí… Me pareció una imagen encantadora e inquietante, un símbolo de libertad». Junto con la irónica y jubilosa lista de Banhart de otras inspiraciones para el disco – «el ambiente de los salones de baile de mediados de los 80, el glamour, las ballenas, el empleado solitario en un trabajo corporativo sin futuro, los ojos inyectados en sangre de la divorciada, la enfermera de noche, la monja rebelde»-, hay, después de todo, mucho de positivo en lo negativo.

El círculo de colaboradores del álbum se mantuvo reducido y familiar; su personal procedía de la lista de colaboradores probados y de confianza de ambos artistas (Nicole Lawrence en el pedal steel y la guitarra, Todd Dahlhoff al bajo, Greg Rogove a la batería, Euan Hinshelwood al saxofón), con Le Bon tocando ella misma una panoplia de partes adicionales (sintetizadores, guitarra, percusión, bajo, piano). Los toques finales del disco también fueron cortesía de los incondicionales de Le Bon, con mezcla e ingeniería de Samur Khouja y masterización de Heba Kadry.

A través de todo ello, el espíritu de Issa del lado positivo -ese reluciente «y sin embargo…» en un mundo por lo demás oscuro y fugaz- impregna todo. El duro riff de «Twin» actúa como los barrotes de hierro que atrapan a su escritor en el «Mismo espacio desolado / La misma falta de salida / La misma duda infinita», y sin embargo… en el fondo, hay algo preciado: «esta cosa preciosa / En el corazón de todo lo que has querido.»

Saliendo de sí mismo para examinar lo indecible, Devendra Banhart es de repente más libre que un pájaro. Es tan libre como una peluca que trasciende el cuerpo, trasciende la cabeza y se dirige a las nubes.

Devendra Banhart

Devendra Banhart

Flying Wig
01. Feeling
02. Fireflies
03. Nun
04. Sight Seer
05. Sirens
06. Charger
07. Flying Wig
08. Twin
09. May
10. The Party

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo +leído