Connect with us

Noticias

Adrianah, la cantante de Ciudad de México, presenta, «Mándame una foto»




  • >
  • >

Published

on

La cantante Adrianah, originaria de la Ciudad de México, presenta Mándame una foto, una canción y video que dicen mucho con poco. Este es un adelanto tempranero a Alto Rendimiento, un material que reunirá más temas de la artista.

El sexting es una de las formas de llevar el placer carnal a la era digital, el cual hace que la distancia solo sea un pretexto para no disfrutar de la sexualidad libremente. Y Mándame una foto, retoma este tema desde una perspectiva de auto exploración sin llegar a lo censurable.

La instrumentación de esta canción presenta en primer lugar un rasgueo sencillo de guitarra, acompañándose durante la canción de un bajo y batería muy al estilo grunge/garage, un poco sucio que se relaciona con la libertad sexual que el rock ha compartido desde siempre.

Este tema fue escrito por Adrianah a raíz de una experiencia propia donde comenzó a explorar el tema de forma más personal. Todo, después de conocer a un chico través de la digitalización de las relaciones mediante una aplicación de citas con quien compartió la profesión de músico y se relacionó de forma sentimental e íntima por un tiempo.

La composición llevó su tiempo y fue, más allá de la auto exploración sexual, una auto exploración artística. Ya que llevó a Adrianah a escribir de forma paulatina cada uno de los versos hasta trabajar y producir en Los Ángeles la canción con varios amigos.

 

«Mándame una foto de ti

Cuando pienses en mi

Quiero ver tu cara

Antes de que me vaya a dormir

Descríbeme qué harías

Cuando por fin me tengas ahí

Distráeme de la mierda

Que vuela en mi cabeza sin fin»

El primer verso explora la pequeña sensación de adicción que Adrianah sintió durante un tiempo a la espera de un mensaje que la tranquilizara y distrajera de sus problemas del momento. Y básicamente es una sensación humana, la cual durante una relación nos atrapa en el celular y la ligera dependencia a compartir la sexualidad con quien nos atrae.

La producción musical de Mandame una foto se realizó en Los Ángeles, donde junto a Michael Ramírez y Eli Paskowitz se abordó más a fondo el riff temprano de la canción y donde Adrianah terminó de componer la canción y el coro, el cual, no se expresa con letra, sino con la instrumentación de la guitarra en distorsión.

Por otra parte, el video explora de forma visual, minimalista e interpretativa todo lo relacionado con el sexting. En este se puede apreciar a Adrianah junto a Fernando Infante en una coreografía de danza contemporánea que va desde movimientos tranquilos hasta algunos más bruscos que interpretan la sexualidad en pareja y desde la individualidad.

El video cuenta con inspiración y referencia al video musical de la canción Rubberband Girl de Kate Bush, donde se puede apreciar a la misma Kate en una coreografía en solitario y pareja.

Este fue grabado en Ciudad de México bajo la dirección de Michael Hales, la producción de Sabina Suárez y la dirección de fotografía de Sonja Madani.

Más allá de la interpretación objetiva que se le pueda dar al sexting, Adrianah propone una autoexploración que no olvide la autenticidad y que también sea consciente de lo recreativo y liberador que puede ser gracias a la naturaleza humana y la necesidad de salir un poco de la realidad para liberar tensiones.

«No hay formas de ser sexy, no hay formas de ser mujer y no hay formas de ser hombre, hay formas de ser tú mismo y entre más trabajemos como llegar a ser nuestras versiones más auténticas más felices vamos a hacer y mejor sexting vamos a tener, mejor sexo, vamos a tener mejores relaciones amorosas, mejor arte vamos a crear» —Adrianah

Finalmente, esta canción pertenece al próximo material de Adrianah, que reunirá varias canciones y llevará por nombre Alto Rendimiento, nombre que hace referencia a una parte de la vida de la cantante, específicamente a su carrera como patinadora sobre hielo de alto rendimiento.

Y también de la mano con su forma de ver la vida artística y personal, donde considera ser alguien de alto rendimiento en el amor, donde este llega a su vida para darle un subidón, pero llega también el momento de bajón, tal y como en cualquier deporte donde las caídas son parte de un aprendizaje permanente que pretende sacar la mejor versión de cada persona.

 

 

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo +leído