Connect with us

Editoriales

Sonora Matancera: 100 Años de Ritmo y Tradición Musical



La clave de la longevidad de la Sonora Matancera, según críticos, historiadores y melómanos, radica en la figura de su director, Rogelio Martínez.


  • >
  • >

Published

on

La Sonora Matancera, nacida en la ciudad portuaria de Matanzas, Cuba, el 12 de enero de 1924, celebra un siglo de existencia como un caso único de vigencia musical. A lo largo de su rica historia, la agrupación ha logrado mantenerse en activo y en el gusto de miles de aficionados en todo el mundo.

El Legado de Rogelio Martínez y Severino Ramos

La clave de la longevidad de la Sonora Matancera, según críticos, historiadores y melómanos, radica en la figura de su director, Rogelio Martínez. Su pulso firme y buen gusto para elegir temas y adaptarlos a la tesitura de las voces y la personalidad del conjunto la han elevado al lugar de honor que ocupa en la actualidad. El pianista y arreglista Severino Ramos también desempeñó un papel crucial al vestir los temas con fórmulas musicales multigénero, dándoles una identidad única.

Cantantes Emblemáticos y Éxitos Inolvidables

A lo largo de los años, la Sonora Matancera ha contado con la contribución de destacados cantantes. Bienvenido Granda, conocido como «El bigote que canta», fue el primero en impulsar la agrupación. Luego, figuras icónicas como Daniel Santos y Celia Cruz dejaron una huella imborrable con éxitos como «Yo la mato», «Llevarás la marca», «Burundanga» y «El yerbero moderno». En total, la Sonora Matancera ha grabado más de mil canciones, incluyendo 380 boleros.

Evolución y Transformación Musical

A lo largo de los años, la Sonora Matancera ha experimentado cambios y ajustes en su formación. Desde sus primeros integrantes en 1924 hasta el establecimiento definitivo en 1935 como Sonora Matancera, la agrupación ha evolucionado con tres trompetas, piano, percusiones y voces. La introducción de músicos talentosos como Calixto Leicea, Severiano Ramos y Pedro Knight ha contribuido a su sonido distintivo.

Época de Oro y Desafíos en Nueva York

Entre 1947 y 1962, la Sonora Matancera vivió su época de oro, convirtiéndose en un referente en la escena musical cubana. Sin embargo, en 1960, en medio del triunfo de la revolución castrista en Cuba, la agrupación se trasladó a México y luego a Nueva York, donde se enfrentaron a un mercado que las ignoró. A pesar de las dificultades económicas y cambios en la formación, la Sonora Matancera dejó su huella en el surgimiento del fenómeno salsa.

Renovación y Reconocimiento en la Salsa

En 1976, con la partida del pianista Lino Frías, la agrupación se reinventó con Javier Vásquez, quien introdujo una nueva sonoridad. Surgieron nuevas estrellas como Justo Betancourt, Welfo, Roberto Torres y Yayo El Indio. La influencia musical de la Sonora Matancera se extendió a la salsa, con reconocimiento en agrupaciones y artistas como La Sonora Ponceña, Johnny Pacheco y Óscar D’ León.

65 Aniversario y Continuidad en Las Vegas

En junio de 1989, la Sonora Matancera celebró sus 65 años en Nueva York con dos conciertos, marcando la continuidad de su legado. Tras la muerte de Rogelio Martínez en 2001, su hijo Rogelio Martínez asumió la dirección, y junto a Javier Vásquez, cambiaron la sede a Las Vegas, Nevada. Hoy, la Sonora Matancera continúa irradiando su música al mundo, manteniendo viva su tradición musical.

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo +leído